Hemos hablado en numerosas ocasiones de las relaciones entre los vascos y  Bakersfield y del Condado de Kern, en California. Incluso ya hemos hablado del libro que hoy referenciamos en esta información: The Basques of Kern County.

Pero hoy lo traemos de nuevo a colación porque el diario The Bakersfield Californian, ha publicado un reportaje de Jennifer Self, sobre este libro, sus autores y todo lo que hay detrás del mismo.

Lo hemos leído y, una vez más, no podemos menos que pensar que los vascos del interior, los que viven en la tierra vasca originaria, deben sentirse profundamente orgullosos de ser hermanos de los vascos de la diáspora. Los vasco-descendientes que viven a lo largo del mundo han conseguido no solo hacer sus lugares de residencia una pequeña prolongación de El País de los Vascos, sino que, siendo unos extraordinarios embajadores con su forma de ser y actuar, han demostrado a sus convecinos lo que de verdad son los Vascos.

centro vasco en Bakersfield
Foto de archivo de la Convención de NABO en el Centro Vasco de Bakersfield en 1994 (foto EuskalKultura.com)

El artículo no tiene desperdicio, de principio a fin, desde su titular, que hemos adaptado para hacer el título de esta entrada de nuestra web, hasta la última línea.

Hay cosas que nos han gustado de una manera especial. Una de ellas, no lo podemos evitar, es la referencia a la tradicional confusión entre vasco y español. Así lo explica uno de los autores del libro, al referirse a vascos que han sido importantes en la historia de los USA:

One of the things they hoped to do was properly identify as Basque historical figures who contributed to the nation’s success. Often, the history books called them Spaniards.  “There were five Basque governors of California and several of New Mexico, Arizona and Texas,” said Ansolabehere, 82.

(Una de las cosas que esperaba hacer era identificar correctamente como vascos, personajes históricos que han contribuido al éxito de la nación. A menudo, los libros de historia los llamó españoles. “Hubo cinco gobernadores vascos de California y varias de Nuevo México, Arizona y Texas”, dijo Ansolabehere, 82.)

Algún lector podrá pensar, ya están con lo de siempre estos separatistas irredentos. Pues no. Es cierto que el que afirma esto, George Ansolabehere, es un vasco-americano de pura cepa. Pero su origen vasco le impide ser español. Por la simple y sencilla razón, de que aparte de cualquier consideración política, su familia es vasca de Iparralde. Así que para evitar confusiones, lo mejor es dejar las cosas claras: vasco es vasco, sin más adjetivaciones.

Otra cosa que nos gusta, es como se resalta la capacidad de integrarse en las nuevas comunidades sin perder sus raíces:

Family comes first, he said, and immigrants and their families maintain a sense of pride in the Basque country but also in their status as Americans.

(La familia es lo primero, dijo, y los inmigrantes y sus familias mantengan un sentido de orgullo en el País Vasco, junto, también, a su condición de americanos.)

El libro se presenta muy interesante. Este artículo, de lectura imprescindible.

The Bakersfield Californian – 9/3/2013 – USA

Story of the Basques: Grit, work and family

The Basque culture is so tightly interwoven into the fabric of Kern County’s story that it’s nearly inconceivable to think there was a time when these hardy immigrants from the Pyrenees Mountains felt like outsiders here. But they did. Leaving family and all they knew behind, they traveled penniless thousands of miles to the Americas to start anew, knowing neither the language nor the customs. Most were guided by a fierce internal drive that told them they’d have to work harder than anyone else to earn any sense of belonging.http://aboutbasquecountry.eus/wp-admin/post-new.php

(Sigue) (traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2