Las desatinadas primeras informaciones aparecidas en algunos medios de comunicación sobre la posible fusión de dos de las orquestas vascas, la Sinfónica de Bilbao (BOS) y la Sinfónica de Euskadi (OSE) ha tenido su primera proyección internacional.

Resulta extraordinariamente extraño que sin conocer ni los planes ni los objetivos, muchos de los medios vascos y españoles, así como muchos de los políticos que han hablado del asunto, lo hayan hecho en tono negativo. Un tono que mantiene Norman Lebrecht, el responsable del blog Slipped Disc de la web Arts Journal.

Es difícil entender que fusionar dos orquestas sea per se algo negativo. Depende cuál sea el objetivo. Si es convertir las dos en una de características similares a una de las existentes, es decir una simple operación de reducción del numero de orquestas, la decisión puede ser negativa.

Pero si de lo que se trata es de sumar dos orquestas de calidad, con dos importantes presupuestos que se encuentran en el entorno de los 8,5 MM de euros cada una, en una orquesta con mayores recursos de personal y económicos, la decisión puede ser magistral.

Podríamos acabar teniendo una gran orquesta vasca, con unos recursos superiores a las 12 MM de euros, con una plantilla mucho más amplia que los aproximadamente 90 músicos de cada una de las formaciones (en el entorno de los 120 músicos). Podríamos disponer de una orquesta con recursos y capacidad para convertirse en un elemento de proyección internacional de la cultura vasca, al modo en que lo son las grandes orquestas de todo el mundo. Eso significaría disponer de una herramienta esencial. Más aun si tiene entre sus objetivos poner en marcha, con carácter estable,  una Joven Orquesta que sirva de lugar de formación de los mejores músicos del país, además de servir de apoyo a la propia actividad de la orquesta.

La noticia de la posibilidad de la fusión de ambas orquestas no es una noticia ni buena ni mala. Sera una cosa u otra en función de los objetivos, los criterios y las voluntades que guíen el camino de la unificación. Aunque resulta curioso que se  hayan alzado tantas voces críticas desde el minuto uno.

Si nos permiten la pequeña broma, eso nos hace pensar que igual es cosa buena. No podemos menos que recordar las cantidades enormes de voces críticas que se han alzado al inicio de cada uno de los proyectos puestos en marcha en Euskadi y que luego han sido un éxito indiscutible. Vamos, que para nosotros tanta crítica se ha convertido casi en indicador de garantía de éxito.

BOS
La Orquesta Sinfónica de Bilbao (BOS) con su actual Director Titular Günter Neuhold

Gobierno Vasco, Diputación de Bizkaia y Ayuntamiento de Bilbao tiene un largo camino que recorrer y un imponente proyecto que poner en marcha. Si su objetivo es el de conseguir poner en marcha ese gran proyecto, el resultado puede ser un éxito histórico al tener al fin lo que nos fue arrebatado a los vascos cuando en los años ’80, visiones mediocres impidieron sumar fuerzas conseguir ya entonces lo que ahora se va a intentar hacer.

Por cierto es lamentable que el autor haya cogido como fuente de su información la que es posiblemente, la menos afortunada de todas las que se han publicado en medios generalistas del Reino de España.

Slipped Disc – 31/1/2013 – USA

Pain in Spain: two Basque orchestras face forced merger

The local government wants to fuse the Sinfónica de Euskadi (OSE), founded in 1982 with the Sinfónica de Bilbao (BOS), founded 1920. Both are considered to be among the country’s best ensembles.

(Sigue) (Traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2