Henar Chico nos sorprende a menudo desde su blog A Basque in Boise, con maravillosas historias sobre los vascos en esa parte de los USA. Este mes de enero su blog está lleno de cosas interesantes, pero una nos ha llamado la atención de una forma especial.

Se trata de la versión en castellano de libro de  Mark y John Bieter Garmendia, An Enduring Legacy: The Story of Basques in Idaho. Ahora lo tenemos disponible en versión PDF y de forma gratuita con el título, Un legado que perdura. La historia de los vascos en Idaho. Un libro apasionante desde su primera página y que nos descubre no sólo el secreto de porque los vascos de tercera y cuarta generación que viven en el Lejano Oeste, siguen sintiéndose vascos. Lo que en este libro se nos narra sirve para cualquier rincón del mundo donde un grupo de vascos han sido capaces de conservar, o re-descubrir sus raíces.

Una narración emocionante desde el principio

Introducción

En el desierto de Nevada,se sentaron sedientos después de un día entero sin agua y temiendo que no sobrevivirían a la opción que habían elegido.

Eran los últimos días de la primavera de 1889. José Navarro y Antonio Azcuenaga, dos veinteañeros deBizkaia, habían logrado llevar una vida algo digna tras varios años de duro trabajo en el noroeste de Nevada. Sin embargo, habían oído que había mejores oportunidades en Oregón y Idaho y decidieron abandonar Nevada. Invirtieron en un caballo para cargar las provisiones y empezaron a cruzar el desierto, en dirección hacia el norte.

La tierra estaba seca y agrietada y era polvorienta, un paisaje muy diferente al de las verdes montañas que se asoman a las costas atlánticas del País Vasco. A pesar de haber vivido durante algún tiempo en el Oeste, Navarro y Azcuenaga no sabían lo que se encontrarían en su viaje hacia el norte y sufrieron las consecuencias de una mala planificación…..

Y que a partir de ahora está al alcance de todos los lectores en castellano de forma gratuita. Una oportunidad que no debemos dejar pasar.

Leyéndolo, en una mirada aun en diagonal, nos hemos encontrado algo que gustará mucho a unos amigos nuestros  de Rio Grande Do Sul, que están re-encontándose con sus raíces. Seguro que cuando lean esto entenderán lo que queremos decir cuando nos referimos a ellos y posiblemente entenderán esa llamada irresistible que estan sintiendo por el reencuentro con sus raíces vascas:

…Casi todos los inmigrantes habían llegado a Idaho con la idea de volver al País Vasco después de ahorrar algo de dinero. Algunos lo hicieron, pero muchos optaron por quedarse. Algunos, desde un principio, tenían muy claro su deseo de volver, pero otros que al principio habían deseado volver fueron acostumbrándose poco a poco a su vida en los Estados Unidos. Los que se quedaron eligieron unos caminos y aprovecharon unas oportunidades que beneficiarían a la siguiente generación.

La segunda generación creció como vasca en casa y como americana en su vida pública. Sus progenitores inmigrantes habían trabajado mucho para ofrecerles más posibilidades y para inculcarles los buenos valores y hábitos de trabajo que, junto con la educación, constituyeron una base sólida para que gozaran de una vida próspera en los Estados Unidos. Muchos ascendieron en la escala social para convertirse en directores, banqueros, abogados y empresarios. En este proceso, se americanizaron. Formaban parte de una generación americana intermedia que llegó a la mayoría de edad durante la Segunda Guerra Mundial, la gran época de la americanización.

La mayor parte de los vascos de la segunda generación no oyeron las historias sobre la vida en el País Vasco ni conocieron la difícil situación que llevó a sus padres a abandonar sus hogares y a sus familias para siempre. Esta generación ponía su mirada en un futuro prometedor. La lengua vasca, hablada prácticamente por todos los vascos de la primera generación, se perdió en la segunda ya que los niños aprendían inglés en las escuelas americanas. Algunos vascos de esta segunda generación americanizaron sus nombres, se fueron de Idaho y se casaron con personas que no tenían origen vasco. Otros se casaron con personas vascas y nunca olvidaron su origen étnico ni cultural. La mayoría combinaron su identidad americana con su identidad vasca. Algunos de estos vascos conservaron las tradiciones vascas gracias a los bailes, las comidas campestres y los eventos deportivos. Mantuvieron viva la cultura vasca y sentaron las bases para la tercera generación.

La tercera generación, la generación étnica, creció en un periodo de profundos cambios en los Estados Unidos. Durante la década de 1960 y en años posteriores, ser únicamente americano dejó de estar de moda. Muchos consideraban que la cultura americana era una cultura insulsa, con poco carisma, y cada vez era más popular ser oriundo de algún otro sitio, tener una identidad que a uno le hiciera diferente. El movimiento de conservación de la cultura vasca iniciado por algunos vascos de la tercera generación demostraba la teoría propuesta por el sociólogo Marcus Lee Hansen: “Lo que el hijo (de los inmigrantes) desea olvidar, el nieto desea recordar”. Este sociólogo asegura que cuando un grupo de inmigrantes llega a la tercera generación, “surge un impulso espontáneo y casi irresistible” por unir a gentes de diferentes entornos que comparten un elemento: “la herencia: la herencia de sangre”….

 Qué gran explicación para entender que pasa por la cabeza y el corazón de vascos de todo el mundo.

Gracias a Mark y John Bieter Garmedia por escribir este libro y gracias a Henar Chico por dárnoslo a conocer.

Mark y John Bieter Garmedia – 2005 – USA

Un legado que perdura. La historia de los vascos en Idaho

libro-vascos-boise

La historia de las relaciones entre países frecuentemente se define desde perspectivas político-económicas o incluso por sus programas de intercambios culturales y/o tecnológicos, como si aquellas fueran consecuencia de una previa planificación y acuerdos. Sin embargo la propia historia resulta un buen exponente de que los movimientos migratorios, y por lo tanto las relaciones humanas de sus correspondientes ciudadanías, no siempre responden originariamente a acuerdos planificados desde los gobiernos. La presencia vasca en Esta- dos Unidos es un buen ejemplo de esta realidad. Las diversas situaciones socio-políticas por las que ha atravesado Euskal Herria han motivado durante los últimos cien años que miles de vascos y vascas hayan decidido buscar nuevos destinos con la esperanza de lograr futuros mejores para sí y para sus familias, incluso con sueños de retornar a su Pueblo natal en posesión de un nuevo estatus económico.

(descargar el PDF)

 

Para los que prefieren la versión en inglés

 

anuncio-productos-basque-728x85-2