Parece que se están acumulando los artículos de personas que bajo el  perfil del conocimiento, transmitien a sus lectores datos icorrectos, falsos, manipulados parciales o simplemnete absurdos. Hoy ya hemos hablado de dos peruanos: Vargas Llosa y de Alan García. Ahora le toca al abvogado fa Uniâo  Otavio Luiz Rodrigues Junior, que escribe en la web brasileña Consultor Jurídico, un artículo de Derecho comparado que daría risa si no fuera para echar a llorar.

Original de la Constitucion Española en vigor con los símbolos franquistas

Según se cita en el propio artículo el  Sr. Rodrigues es:

 advogado da União, pós-doutor (Universidade de Lisboa) e doutor em Direito Civil (USP); membro da Association Henri Capitant des Amis de la Culture Juridique Française (Paris, França) e da Asociación Iberoamericana de Derecho Romano (Oviedo, Espanha).

Nos resulta del todo incomprensible que una persona de la formación que se refleja en su curriculum, pueda caer en errores tan básicos como  los que se recogen en su articulo. No solo errores históricos, de concepto, o de valoración política, sino tan básicos para un abogado como no saber qué dice la Constitución del País que está analizando.

La verdad es que el listado de elementos resaltables de un artículo tan amplio y tan lleno de incorrecciones sería demasiado largo como para hacer una descripción exhaustiva. Así que vamos a ir centrándonos en aquellos que por proximidad o por el tamaño del error, nos parecen más interesantes.

La primera es que el Presidente Mas no ha convocado un referéndum de secesión, ni ha sacado a los catalanes a las calles. Es más él ni estuvo en la manifestación de la Diada (el Día Nacional de Cataluña). Es el Parlamento de Cataluña el que ha determinado la conveniencia de realizar un referemdum la proxima legislatura (si los catalanes no quieren ese referendum ya votarán a partidos que no lo propugnen). Lo único que ha hecho Mas es convocar una elecciones anticipadas para que los ciudadanos de Cataluña puedan escoger entre las opciones políticas en un momento de crisis y que escogan a aquellas que ofrezcan las soluciones más adecuadas segun el punto de vista de los ciudadanos. Eso se llama democracia. En relación al la indissolubilidade nacional, prevista no artigo 2º da Constituição de 1978, recordarle al Sr. abogado que la constitución es una proyección de la voluntad popular y que esta puede, en cualquier momento modificarla. Que es lo que hicieron, sus vecinos de Sudamérica cuando declararon la independencia de la Metrópoli.

La segunda es su afirmación:

Exemplo disso é o caso de Navarra, a mais leal das regiões espanholas, a única “comunidade foral” do Reino (porque sua autonomia decorre de direitos medievais, reconhecidos por fueros, desde 1841). Até mesmo os navarrenses cogitaram em assumir uma postura mais independente, a fim de não serem excluídos das concessões feitas às unidades mais agressivas em seu discurso contra o Estado espanhol.

Es, simplemente alucinante. Primero. Lo que se hace en 1841 es una “modificación del Fuero” que es una forma elegante de decir que a los navarros a partir de este momento se les robó su soberanía originaria. Los Fueros vascos se pierden en las nieblas de la historia.  Ser una Comunidad Foral, no significa disponer de derechos medievales, significa el reconocimiento constitucional de la existencia de un sistema de gobierno propio y anterior a la propia Carta Magna.

El tercer elemento increíble esta en el siguiente párrafo:

As regiões autônomas encontram-se deficitárias e necessitam do resgate bilionário do governo central, que, por sua vez, depende da ajuda financeira europeia. A Catalunha, extremamente endividada, pediu auxílio à Madrid, mas se recusa a adotar medidas saneadoras. Um líder pouco responsável, para se dizer o menos, como Artur Mas, colocou o povo na rua contra a unidade espanhola

Eso es incorrecto, por no usar palabras mas fuertes. La parte importante del déficit del Reino de España está en la Administración del Gobierno Central. Cataluña, la Comunidad más rica del Reino, tiene que pedir un rescate porque durante 30 años ha sido expoliada de forma inmisericorde por la Administración central, que ha sacado sin meter, hasta agotar la vaca, que ya no da más leche. Cataluña no pide auxilio a Madrid, sólo pide que le devuelvan una pequeñisima parte de lo que ha salido de sus bolsillos para no se sabe para qué ni para dónde. Una vez más, es falso que Mas colocase a los ciudadanos en las calles contra la unidad de España. Al igual que es falso que no quiera aplicar medidas saneadoras. Es la Comunidad que más medidas de recorte ha aplicado.

El cuarto elemento, y esto parece no acabar nunca, se refiere a la irresponsabilidad fiscal. Es curioso, pero la mayor irresponsabilidad fiscal se ha dado en las comunidaad autónomas gobernadas por partidos que defienden a capa y espada la indisolubilidad de España.

El quinto elemento. La crisis en la que está sometida España la trajo una base de crecimiento económico, impulsado por el Partido Popular de Aznar, que se basaba  en el sector del ladrillo y un sector financiero que ha dejado arruinada a la sociedad del España por causa de los rescates que son necesarios aplicar.

El sexto elemento. No se si el Sr. Rodriguez lo entiende. Parece que no. Escocia no es una región. Es un país con una historia propia con muchos más siglos que la de Brasil. Eso no hace que Escocia sea más importante que Brasil, lo que sí hace es que se espere un poco de respeto por parte de personas que dicen que saben de que hablan. Lo mismo se puede decir de Cataluña. Tony Blair no le da nada a Escocia, le devuelve lo que es suyo. Por cierto el “escocés” y el catalán son tan dialectos como el portugués con el que escribe usted. Por favor no demuestre en público esos niveles de ignorancia.

El séptimo elemento. De nuevo, sus conocimientos de historia y su interpretación de la misma dejan mucho que desear:

A Catalunha, nessa guerra, ficou ao lado dos Habsburgos. A derrota da causa austríaca e a ascensão dos Bourbons (dinastia a qual pertence o atual rei Juan Carlos I) implicou, sob o novo regime, uma reorganização jurídica da Espanha, com os Decretos de Nueva Planta, de 1713 a 1715. A Catalunha, que era parte do antigo Reino de Aragão, perdeu sua autonomia histórica, assim como todas as demais partes do Reino de todas as Espanhas.

Primero no perdió autonomía histórica tras esa guerra e invasión. Perdió su soberanía. Perdió su corte, sus tribunales, su parlamento, sus sistemas de elección. Perdió el uso de su idioma propio. Es decir perdió su independencia. Segundo. No es cierto que eso pasase en todas las partes del Reino de todas las Españas. No pasó, por ejemplo, en los Territorios forales vascos.

El octavo elemento. Habla de la Disposición adicional primera de la Constitución y dice que se le aplica sólo a Navarra. incorrecto. Eso es de primero de derecho. Es para los territorios Forales, que son cuatro en el Reino de España: Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra.

En definitiva una acumulación de erorres, incorreciones, juicios de valor y despropósitos que deberían avergonzar al que lo ha escrito y preocupar al que ha permitido que eso se publicara. Lo que ocurre es que parece que al autor le pasa como a algunos periodistas: no dejes que la realidad te estropee un hermosos titular. Las razones de toda esta columna de incorrecciones queda definida en su último parrafo:

O Brasil não vive hoje a experiência de movimentos secessionistas. Mas, é interessante extrair da crise espanhola algumas lições e também fazer algumas comparações com a visão do Supremo Tribunal Federal sobre os movimentos de autonomia intraestadual (o separatismo de regiões dos Estados-membros) e sobre os processos de controle das finanças locais. Sobre esses pontos, cuidar-se-á na próxima coluna.

Quería criticar al Supremo Tribunal Federal y para eso no ha encontrado mejor argumento (qué podbre argumentario) que inventarse una historia sobr elo que esta pasando en el Reino de España que no se ajusta en absoluto a la realidad.

¡Facer o que!

Consultor Jurídico – 3/10/2012 – Brasil

Lições do separatismo catalão e da crise espanhola

A convocação do referendo sobre a secessão da Catalunha foi o clímax de um desastrado processo político. Artur Mas i Gavarró, o presidente da Generalitat (o nome do governo dessa região autônoma), era um líder catalão moderado, que se elegeu com as simpatias do Partido Popular (de linha conservadora e que hoje governa Espanha). Surpreendentemente, ele convocou eleições antecipadas e levou milhares de catalães às ruas, com as bandeiras locais, em favor da separação do Reino espanhol. A consulta ao povo da Catalunha sobre a separação foi o último gesto de Mas i Gavarró. Invocando a indissolubilidade nacional, prevista no artigo 2º da Constituição de 1978, o primeiro-ministro Mariano Rajoy declarou que tomará as medidas necessárias para impedir o referendo.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2