es un escritor, periodista y fotógrafo italiano, que ha decidido darse una vuelta por Bilbao en plena Aste Nagusia. De su estancia entre nosotros ha nacido un artículo que ha publicado en Arezzo Notizie, en que describe cómo es la fiesta que ha encontrado en Bilbao, así algunas reflexiones en torno a la gran participación popular que se da en su organización y disfrute. Además resalta algo que llama la atención a todos los que nos visitan: la extraordinaria labor de limpieza que realizan las brigadas municipales. Que son capaces de dejar como nuevas, cada amanecer, zonas que un poco antes,  y tras una noche de fiesta con miles y miles de participantes, parecían el escenario de una catástrofe nuclear.

Puede que una explicación dada hacer comprender el éxito del sistema cooperativo en Euskadi y que recogíamos en una entrada sobre un artículo de la BBC, ayude a hacer comprender porque, en su conjunto, las fiestas de nuestro país ( ya sean las de Pamplona, Baiona, Vitoria, Donostia, Bilbao, o las de cualquier pequeña población vasca) son tan populares y participativas. Se trata de una frase que Manuel Escudero, Director de la Deusto Business School usaba para definir  la que para él es una de las claves del éxito económico vasco:  la “profunda cultura del igualitarismo” de la sociedad vasca.

Hay una cosa que resalta y que para nosotros es una de las vergüenzas de las Fiestas de Bilbao: cada noche los rincones (y no tan rincones) de la ciudad se convierten en auténticos urinarios al aire libre, por causa de la incivilizada y muy poco higiénica costumbre de no usar los servicios públicos que están distribuidos por toda la ciudad. Nosotros hemos llegado a ver a una señorita, muy bien arreglada, que usaba un rincón de la entrada de la sede de la BBK en Gran Vía,  para aliviarse de sus aguas menores. Un ejemplo paradigmático de cómo no deberían ser las cosas. Ni que decir tiene que si eso pasaban en Gran Vía; los borde de la ría, la zona el Arriaga o las calles del Casco Viejo eran auténticos urinarios al aire libre. No sabemos si es un problema de que faltan instalaciones sanitarias portátiles en las Fiestas, o de que lo que falta es un sentido de civilidad durante las horas nocturnas festivas. Aunque después de ver el mar de vasos y botellas en que se convierten los recintos festivos cada noche (mientras que los contenedores de basura están medio vacíos) pensamos que es más lo segundo que lo primero.

Arezzo Notizie – 27/8/2012 – Italia

Fachiri a colazione, alla Semana Grande di Bilbo…    

    

Durante la seconda metà di agosto, a Bilbao, come avviene a San Sebastiano e a Vittoria nelle settimane immediatamente precedenti, si svolge la Semana Grande, una festa popolare che coinvolge tutta la città, per età e strati sociali. Siamo nel nord della Spagna, in quei Paesi Baschi (storicamente ricchi e autonomisti) in cui si parla una lingua (piena di X) incomprensibile ai più. La temperatura meteorologica non è certo quella del sud del paese, ma il calore dei cuori non sembra da meno. Da domenica a domenica Bilbao (per i residenti Bilbo) fa festa ventiquattro ore al giorno senza mezzi termini. Alla riuscita del tutto collaborano quelli che potremmo definire i quartieri e le associazioni del luogo, che mettono a disposizione volontari e passione senza limiti.
(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2