Hoy, el diario El Economista, de México publica un amplio reportaje sobre el nuevo restaurante que ha abierto Juantxo (Juan Antonio Leopoldo Sánchez Fernández), natural de Gijón y cocinero vasco por vocación, que tiene un curriculum, como mímimo, impresionante:

Nacido en Gijón Asturias, España. Perito Químico, Técnico en Administración de Empresas Turísticas por la Escuela superior de Cocina de San Sebastián, dirigida por Don Luis Irizar, Bromatología y Nutrición por Francisco Grande Covian, jefe de cocina de la Presidencia del Gobierno Vasco. En México fundador de la Academia Mexicana del Vino, miembro del consejo asesor de a Anáhuac del Sur, del Cessa, Sinodal en el ESDAI y profesor en activo en el Itahe de Cuernavaca. Miembro asesor de Fundeco, Asociación para el Desarrollo Agropecuario en Puebla y Morelos. 

Este magnífica artículo del diario mexicano nos ayuda a pensar en dos cosas.

La primera, que este restaurante y su carta nos ayuda a reafirmarnos en algo que ya sabíamos: cómo un restaurante con carta de cocina vasco-francesa y otro con una carta de cocina vasco-española, no se diferencian en lo esencial. Por una sencilla razón, la cocina vasca no necesita subtítulos, la cocina vasca, es cocina vasca. Las divisiones, incluso en el asunto de la gastronomía, nos las hacen aquellos que nos quieren ver rotos y divididos, para poder apropiarse de una parte del botín. A ver si nosotros somos capaces de romper con esas divisiones artificiales.

La segunda, es que nos han entrado unas ganas locas de visitar Cuernavaca y el hotel donde esta ubicado el restaurante.¿a ustedes no?

El Economista –  23/8/2012 – México

Le Basque: mise en scène ideal para Juantxo

De camino a Cuernavaca, para ver a mi amigo el chef Juantxo (a.k.a. Juan Antonio Leopoldo Sánchez Fernández), tuve tiempo de hacer varias reflexiones, ya que iba a conocer por primera vez su último restaurante, Le Basque (Rufino Tamayo 24, Colonia Acapatzingo, Cuernavaca, Morelos, teléfono (01800)570-0988. Recuerdo que lo conocí cuando llegó a México en el año 1994 para inaugurar el desaparecido restaurante Rincón Navarro y, desde entonces, pude apreciar la importancia que le ha dado siempre al producto en su cocina, tema que corroboré en todos los demás negocios en que ha colaborado, desde el Theatrón, el Fashion
Café, ambos en el DF; Las Mañanitas y El Madrigal, en Cuernavaca, y el último de nuevo en el DF, como chef ejecutivo en Elago, de donde salió hace poco más de un año.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2