Lo sentimos pero es que estamos indignados. Que el Gobierno del Reino de España se plantee ganar dinero ofreciendo a los franquista, fascistas y totalitarios en general (y a sus admiradores), un escenario de ensalzamiento de sus ideas como es el  Valle de los Caídos, es algo inadmisible. Si hay alguna razón que hubiera impedido la voladura de este sueño de megalómano que tuvo el general insurrecto y perjuro Franciso Franco, sería la de que se convirtiese en un recordatorio permanente de los desastres que, inevitablemente, traen a todas las sociedades los movimiento totalitarios. Además, claro esta, de convertirlo en un lugar que sirviera para honrar y recordar a todos los que dieron su vida, su libertad y su esfuerzo, en la lucha contra el franquismo.

Hemos pensado intensamente sobre la conveniencia, o no, de incluir esta información en nuestra web.  La conclusión a la que hemos llegado es de que se trata de un tema que afecta a los vascos, a miles y miles de vascos tanto en Euskadi, como en el resto de mundo.

Vascos que murieron asesinados, que fueron a la cárcel, que tuvieron que ir al exilio, o que sufrieron la presión de la dictadura. Vascos que sufrieron las consecuencias de un alzamiento contra la legalidad republicana y que vivieron un calvario de 40 años de dictadura. Vascos que han tenido que ver cómo los responsables, por acción directa o por apoyo explícito,  de ese acto de terrorismo, que duró más de 4 decenios, han sido amnistiados y se dedican a dar lecciones de democracia a los que privaron de toda libertad, mientras ellos robaban y medraban al cobijo de un régimen vil y asesino.

El Valle de los Caidos. El monumentos franquista que recuerda hoy en día cómo el Fascismo venció a la Democracia. Cosntruido a mayor gloria de un dictador.

Hay miles de vascos que han nacido en la diáspora porque sus padres o abuelos tuvieron que exiliarse. Hay miles y miles de vascos que no tuvieron oportunidades de estudiar o de tener una vida digna porque ellos o sus padres perdieron sus vidas, su empleo, o su hacienda (a veces todo ello a un tiempo), por la simple razón de enfrentarse a la tiranía. Por eso, aunque no se cite nada relacionado directamente con nuestro país en este artículo del Corriere della Sera, hemos pensado que sí habla de algo de interés para muchos de los vascos de este País.

  • Porque entre los restos enterrados en el Valle de los Caídos, hay vascos (de los dos bandos).
  • Porque ese engendro que algunos llaman monumento, es un recordatorio permanente de que la democracia nos fue robada y aun no la hemos recuperado en su totalidad.
  • Porque el franquismo, sus símbolos y sus defensores siguen entre nosotros, y nos recuerdan que tenemos lo que tenemos porque ellos lo permitieron.
  • Porque vemos como los responsables de la muerte de todos esos vascos, de los que lucharon en ambos bandos, viven rodeados de reconocimiento, cobrando pensiones que pagamos todos, muriendo en la cama y recibiendo en sus exequias honores de próceres de la Patria. Todo ello sin tener que dar cuenta de ninguno de sus crímenes y sin tener que mostrar arrepentimiento alguno.

Por todo eso, y por una larga lista de cosas que sería casi interminable. Pensamos que esta información tiene que están en nuestra web.

Por cierto, se equivoca el diario en su valoración. Esto no es un reflejo de la crisis economica que afecta a lso españoles, es un reflejo de la catadura moral y de la dignidad, del Gobierno que votaron la mayoria de los españoles.

Corriere della Sera – 30/7/2012 – Italia

Anche la memoria del Caudillo per ripianare i conti della Spagna

Anche la memoria di Franco può servire al risanamento dei conti spagnoli. Esemplare è la storia del monumento ai caduti della guerra civile che conserva i resti del Caudillo. Tre anni fa l’esecutivo di Zapatero lo dichiarò pericolante, dopo che un blocco marmoreo si era staccato dal complesso scultoreo della Pietà e, causa lavori di ristrutturazione, limitò l’accesso dei visitatori alla sola Basilica della Santa Croce, gestita dai padri Benedettini. Ora, il governo conservatore presieduto da Mariano Rajoy, non solo ha riaperto la Valle del los Caidos al pubblico, dallo scorso 1 giugno, ma si appresta a farne un’attrazione turistica dalla quale, stretto fra la crisi del debito e la recessione, prevede di guadagnarci qualcosa.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2