La verdad es que la historia de esta surfer rusa, Larisa Aleksandrova, nacida lejos del mar y criada en un lugar tan, aparentemente, incompatible con este deporte como Siberia, es, como poco, llamativa. Tenía 15 años y vivía en Siberia cuando se tropezó con una película sobre surf. Ella no conocía ese deporte, pero desde que vio esa película se sintió profundamente atraía por él.

En 2010 tuvo la primera oportunidad de practicarlo. Había empezado a trabajar en una empresa rusa de internet y pudo pagarse un curso en Francia (estamos seguros de que cuando dice Francia, se refiere a Iparralde). Al año siguiente repite la experiencia de contratar un instructor y dedicarse al aprendizaje de este deporte. Pero en 2011 fue en Bilbao y parece que su estancia en esta ciudad vasca le dejo un fuerte y buen recuerdo:

Larisa says that Bilbao is her favorite city. She loves the delicious Spanish food, Bilbao’s night life and the frequent surf opportunities.

( Larisa dice que Bilbao es su ciudad favorita. A ella le encanta la deliciosa comida española, la vida nocturna de Bilbao y las frecuentes oportunidades de practicar surf que ofrece.)

Sabemos que no se trata de una surfer profesional, pero algo hay en esta historia para que Sky Chanel le dedique un amplio reportaje. Sin duda esa peregrinación del interior de Siberia hasta el Mar Negro, sólo por estar cerca del mar ,y su esfuerzo y perseverancia hasta conseguir practicar un deporte que para ella sólo era un sueño, son suficientes como para desarrollar una preciosa historia de interés humano.

Para nosotros su  preferencia por una ciudad vasca, tiene un valor muy especial. Sólo esperamos que si algún día consigue su sueño de surfear en Australia, Sudáfrica, Perú, Chile, California, Tahiti y Hawaii, sigamos estando entre sus lugares favoritos. No lo dudamos. Después de todo, el primer amor, siempre deja una profunda huella.

Sky Chanel – 11/6/2012 – USA

Sochi’s Surfer Chick Larisa Aleksandrova

Sochi, on the placid eastern shores of the Black Sea, is not a place one would expect to find a devoted surfer. But it is even more unexpected that this surfer would be a strikingly attractive Russian girl born in Bishkek, Kyrgyzstan and raised in cold and remote Siberia. Larisa Aleksandrova, the middle of three children, was born during the dying years of the Soviet Union in the Central Asian city of Bishkek.  She moved with her family to a small city in Siberia’s Altai Region, then to Penza (southeast of Moscow) and on to Novokuznetsk in southwest Siberia, where she completed her university education in psychology.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2