Apenas es una línea en un amplísimo artículo, publicado en el US Today, sobre las novedades gastronómicas que ofrece el primero de los parques de atracciones que Disney puso en marcha nada más y nada menos que en 1955. Durante muchos años visitar ese lugar mágico, fue el auténtico sueño de varias generaciones de niños de todo el mundo que nos imaginábamos recorriendo suMundo de la Fantasía, de la Aventura o del Futuro. Después la gran multinacional de la diversión  fue abriendo 5 parques más. Tres de ellos en Extremo Oriente (Shanghai, Hong Kong y Tokio), uno en Florida y Eurodisney en París.

Disneyland está en California y junto con la apertura de dos nuevos restaurantes para recuperar fuerzas, el artículo que referenciamos y que tanto nos ha llamado la atención, nos habla de la reforma y reapertura de un lugar, al aire libre, llamado Uva Bar. Aparte de renovar la decoración (con esa combinación de rojo y amarillo que es tan apreciada por los norteamericanos y que en otros lares produce tantos chirridos) han cambiado también su carta de comidas. Han ampliado sus tradicionales tapas (en este caso no nos quejamos del uso de ese término), con una oferta de platos y ensaladas.

Uno de los nuevos platos que ofrecen es un ejemplo de cocina de fusión (US Today dixit) y consiste en patatas fritas, salsa picante y ¡chorizo Bilbao!. Como decimos está en California y allí la comida vasca es bien conocida, como podemos comprobar en numerosas entradas de esta web. Pero reconozcamos una cosa. Hace 15 años en Disneyland la palabra Bilbao no habría aparecido bajo ninguna circunstancia, entre otras cosas porque nadie sabría nada de esa ciudad perdida en la costa del Golfo de Bizkaia. Ese producto del plato de fusión habría llevado, seguramente, el nombre de Madrid o Barcelona, puede que el de Sevilla o incluso el Salamanca. Pero nunca, repetimos, nunca el de Bilbao.

¿Qué ha cambiado? Es evidente. Bilbao se ha convertido en un término asociado a calidad y sofisticación. Nada mejor para incrementar el valor intrínseco de un plato, o de cualquier cosa, que ponerle el nombre de Bilbao. Lo hemos ido comprobando a según recogíamos objetos que llevaban ese nombre a lo largo de todo el mundo.

Pero de verdad, que en Disneyland, se sirva un plato combinado en el que al embutido que se le incorpora se le llame Chorizo Bilbao ha superado, ampliamente nuestra capacidad de asombro.

Una curiosidad, En Filipinas se denomina Chorizo de Bilbao a un tipo de chorizo fabricado con una gran cantidad de pimentón dulce y que generalmente se conservan en una lata con manteca de cerdo. A pesar de ese nombre una de las marcas más importantes de ese chorizo, La marca el Rey, se fabrica en los USA, pero destinado, en exclusiva al mercado filipino y oriental.

Les dejamos el artículo en cuestión y el párrafo donde se habla de dicho chorizo. Para localizarlo en el amplio artículo, fíjense en la foto del pato combinado.

US Today – 12/6/2012 – USA

Two New Eateries Open Before Cars Land Official Debut

Uva Bar takes shoestring fries and covers them with Chorizo Bilbao (that’s a Spanish sausage with a texture similar to salami, not the Mexican version with a texture similar to ground beef), spicy crema, shaved green onions, pickled garlic, and cheese curds. I think the only way to describe this dish is to say, “Wow!” Picky eaters would probably look at these ingredients and shake their head “no.” But as strange as pickled garlic or spicy crema might sound, there is nothing really outrageous in this dish. The flavors are balances and work very well together. The fries are crisp and perfectly salted. But instead of dipping your fries in ranch or ketchup they are already topped with creamy and savory items that will wake up your taste buds and send a message to your stomach that there is something good on the way. Uva Street fries are $11.00.)

(Sigue) (Traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2