Un joven marroquí intento entrar en una discoteca de Bilbao y se le prohibió el paso mientras que se le afirmaba, según parece, aquí no etran marroquies. Si en la mayor parte de los casos estas situaciones se resuelven con una queja y el abandono del lugar por parte de los afectados, en este caso, con muy buen criterio, el ciudadano maroquí, casado con una vasca, decidió defender sus derechos y tras una discusión con el portero de la discoteca, pidió el libro de reclamaciones. Aquí las cosas se enredan, pero el resultado final fue que el joven marroquí recibió una paliza y con la llegada de la ertzaintza.

Este asunto, no habría tenido mucha repercusión, por desgracia, de no  ser que ese joven marroquí, Abdellah El Mekaoui, es toda una celebridad en Bilbao y sin duda en muchos más lugares. Lo es porque fue noticia al devolver 400 décimos de lotería por valor de 8.000 euros, que se había encontrado. Si bien esos décimos no habrían tenido ningún valor, al estar presentada la denuncia de su desaparición, lo cierto es que el gesto fue comentado y celebrado por los medios de comunicación. Hasta el punto de que Coca-Cola ha decidido que sea el protagonista de una de sus campañas publicitarias.

De esta manera este caso de discriminación ha dejado de ser un problema invisible, para convertirse en un gran titular de muchos medios de comunicación , incluidos los árabes. Unos medios que, en algún caso, se olvidan de indicar que la persona que impidió el paso al joven marroquí también era un ciudadano de origen árabe. Ninguno de ellos cuenta que esta casado con una vasca y que tiene una hija.

La visibilidad de este posible caso de discriminación es un arma de doble filo. Por un lado, ayuda a concienciar a la Sociedad de el error que es prejuzgar a las personas por su aspecto u origen y no por sus acciones; pero, por otro lado, transmite a nivel internacional la imagen de una sociedad vasca con actitudes racistas, algo que está muy lejos de ser verdad.

Del mismo modo es algo serio que los que aprovechan estos casos para acusar a toda una sociedad de racista, no sean capaces de entender que en muchos casos las prevenciones  ante los colectivos de algunas nacionalidades no nacen de la nada, sino de sucesos protagonizados por personas que destrozan la imagen de todo su comunidad.  Es increíble ver cómo las actuaciones de unos pocos pueden hacer tanto en la imagen de muchos. Pero no hay que olvidar que tan racista es acusar a todos los marroquíes de delincuentes y tratarles de esa manera, como el acusar a toda la Sociedad europea de actitudes xenófobas.

Por cierto, tres días después, es decir el 28 de diciembre, la Selección de Euskadi va a jugar un partido amistoso de fútbol en San Mamés, con la selección de Túnez y el campo se va a llenar. Algo muy alejado de cualquier actitud racista.

Afrik -28/12/2011 – Francia

Discothèques d’Espagne : « Les Marocains n’entrent pas ici » !

Abdellah El Mekaoui

Abdellah El Mekaoui se souviendra longtemps de sa mésaventure du dimanche 25 décembre. Un Noël pas comme les autres pour ce coiffeur de 28 ans. Alors qu’il s’apprêtait à sortir dans une discothèque de la capitale biscayenne, le jeune marocain, originaire de Beni Mellal, s’est vu refuser l’entrée. « Les Marocains n’entrent pas ici », lui ont lancé les agents de sécurité. Choqué par une telle déclaration, M. El Mekaoui s’est mis à protester. Résultat, un œil au beurre noir, des coups un peu partout sur le corps et des ecchymoses sur la peau. Le comble dans cette histoire est qu’il est poursuivi par la police locale pour « manque de respect à agent d’autorité » ! Et aussi surprenant que cela puisse paraître, d’après le quotidien Demainonline, un Algérien se trouvait parmi les agents de sécurité, immigré et maghrébin comme El Mekaoui. Un problème récurrent en Espagne et dans d’autres pays européens où les étrangers sont rapidement mis de côté à l’entrée des discothèques.

(Sigue) (Traducción automática)

———————-

Yabiladi – 28/12/2011 – Marruecos

Espagne : Le bon samaritain marocain de Bilbao interdit de discothèque

Abdellah El Mekaoui, le Marocain qui a récemment fait parler de lui en Espagne pour avoir restitué 400 billets de loterie d’une valeur de 8000 euros à leur propriétaire, vient d’être victime de discrimination raciale. Accompagné d’un de ses amis également originaire du Maroc, le bon samaritain s’est vu interdire l’accès à une discothèque de la ville de Bilbao, au nord de l’Espagne, a fait savoir le Diariovasco.com aujourd’hui, mardi 27 décembre.
(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2