El diario brasileño O Globo ha mandado a una enviada especial, Priscila Guilayn, a escribir un reportaje sobre  los amenazados por ETA y sus expectativas sobre las elecciones. No vamos a resaltar mucho que los entrevistados han hablado poco de esas expectativas electorales y mucho de sus dramas personales, que sin duda son grandes y serios ya que han vivido una situación inadmisible. Lo que es menos aceptable es que alguno de ellos haya aprovechado la oportunidad para hacer afirmaciones que, en otro país, donde la defensa de los derechos de todos los ciudadanos estuvieran equitativamente garantizados, serían motivo de una condena judicial clara.

Pero hay algo que nos deja profundamente molestos, y es la tendencia a hablar de lo que no se sabe y no demostrar el más mínimo interés de, al menos, comprender de lo que se está hablando. Nos referimos, en concreto, al uso del término Euskal Herria. la periodista afirma:

A reivindicação dos separatistas é a independência do País Basco, ao qual, além das províncias de Viscaya, Álava e Guipúzcoa, se anexariam Navarra e três províncias francesas. Esta união de territórios é o que os abertzales chamam de Euskal Herria.

Como si el concepto Euskal Herria fuera un invento de la Izquierda Abertzale o de ETA. Le contestaremos lo mismo que le dijimos hace unos dias al también periodista brasileiro, Ricardo Setti.

La primera vez que aparece este término en un escrito (conservado actualmente), para referirse al País de los Vascos, es en un manuscrito del alavés Juan Pérez de Lazarraga escrito entre los años 1564 y 1567. Como ven, bastante antes de que aparezca ETA. Curiosamente en los mismos años en que José de Anchieta (nos imaginamos que ese nombre es bien conocido por el Sr. Setti, pero para los lectores no conocedores de los detalles de la Historia de Brasil, es el jesuita catequizador de Brasil, estudioso, científico, literato,  participó en la fundacion de Sao Paulo y Rio de Janeiro….es una de las grandes figuras históricas de Brasil) escribiendo su relatorio anual como superior de los Jesuitas en la colonia portuguesa de Brasil, se definía a sí mismo como bizkaino. Ni como portugués, ni como español, ni como canario, sino como bizkaino, es decir como vasco.

Según la lógica del artículo, la conclusión es evidente: el alavés del siglo XVI Juan Pérez de Lazarraga no era otra cosa que un abertzale.

Pero la cosa no acaba ahí. Se olvida, que en Francia no hay provincias, sino departamentos, y que los tres territorios a los que se refiere al hablar de las três províncias francesas, no son departamentos franceses, sino los tres territorios que, desde hace siglos (muchos), constituyen lo que se viene a llamar le Pays Basque, es decir el Pais Vasco situado en territorio bajo administración francesa. Resulta difícil de entender que la periodista, no haya informado a sus lectores de ese pequeño detalle. De que las tres provincias francesas a las que se refiere, no son otra cosa que, lo que los propios franceses denominan, el País Vasco francés. Que por cierto ¿No se imaginará por qué se le llama así?.

Otro curioso detalle. La periodista usa, como hemos visto,  una terminología muy extraña para referirse a los territorios vascos: Viscaya, Álava e Guipúzcoa. Decimos extraños, porque esos no son los términos que recoge. por ejemplo,  el Diccionario de la Academia Brasileña de las Letras, que recoge los términos Biscaia y Guipuscoa, para referirse a dos de estos Territorios históricos. La periodista ha utilizado (con algún error de transcripción) unos términos que ya no existen,  ya que el Parlamento español ha aprobado que los nombres a utilizar sean Bizkaia y Gipuzkoa. Algo a lo que se resisten aquellos que tienen como objetivo básico la desaparición de todo aquello que suene a vasco. Puede se que alguno de estos individuos haya influenciado a nuestra periodista visitante.

 

O Globo – 16/11/2011 – Brasil

Alvos de ameaças do ETA revelam expectativas sobre eleições

Foto que ilustra el reportaje del diario O Globo
Daniel já não olha debaixo do carro em busca de uma bomba. Pedro sim, e com mais atenção do que nunca. Joseba ainda dorme com uma escopeta na cabeceira, mas começa a prescindir dos guarda-costas. Imanol curte a mulher e a filha sem que um segurança tire sua privacidade ao cumprir o dever de zelar por sua vida.
(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2