Paddy Woodworth conoce profundamente a los vascos es el autor de  Dirty War, Clean Hands: ETA, the GAL and Spanish Democracy  y de The Basque Country. Publica en uno de nuestro diarios de referencia, el Irish Times, un impresionante artículo que cuenta ejemplos de algunas de las miserias profundas que se esconden tras la violencia. Historias que nos dejan con el corazón en un puño y el alma rota. Las referencias a la entrevista al ondarrés Loren Arkotxa, no tienen desperdicio. Porque cuando ponemos cara y ojos, nombre e historias a los amenazados o asesinados, nada es simple, nada es sencillo.

Se trata de la condena de los vascos a sufrir la violencia proveniente de fuera y generada desde dentro. Una condena que debemos ser capaces de superar, cambiando los modos, las formas y el espíritu con el que nos enfrentamos a los problemas que nos han acompañado por más de siglo y medio. De otra manera viviremos en una situación de sufrimiento sin fin.

Ondarroa

 

Su análisis, brillante, nos lleva desde la opresión de la dictadura, a los problemas que puede ocasionar en un gobierno conservador de derechas la existencia de una mayoría vasca a favor de la autodeterminación que plantee sus reivindicaciones desde posiciones exclusívamente pacíficas.

Irish Times – 12/11/2011 – Irlanda

Basque politics in the post-Eta era

In 2001, I interviewed Loren Arkotxa, then mayor of Ondarroa, an iconic fishing village. He had been a member of Eta – Euskadi Ta Askatuta, or Basque Country and Liberty, the pro-independence armed group – in his youth. He now represented Batasuna, a radical Basque nationalist party that was banned the following year for its refusal to condemn Eta’s terrorism.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2