Ya hemos hablado con anterioridad sobre el retorno de la Vuelta Ciclista a España a la Comunidad Autónoma del Pais Vasco (CAPV). Hemos hablado más veces, porque nos contraría profundamente la facilidad con que la realidad queda escondida por las explicaciones vacías de contenido real. Parece mentira que los periodistas caigamos, en algunos asuntos, con tanta facilidad en las redes que nos tienden y aceptemos, como la única verdad existente lo que nos cuentan, sin bucear un poco en las razones profundas de lo que ocurre.

Como sabes ustedes, nosotros no somos expertos en deportes, ni este asunto es uno de los temas más presentes en nuestra web. Pero hay temas que salen de lo deportivo y entran de lleno en aspectos sociales, políticos, económicos o culturales, que sí nos interesan profundamente. Uno de estos asuntos deportivos, con una gran proyección extra-deportiva (política) es este tan difundo retorno.

Pensamos que si alguien se cree de verdad que la razón última, la causa principal, de que hace ahora 33 años la Vuelta abandonara las entoncesconocidas como Provincias  Vascongadas, está muy equivocado. No vamos a repetir todo nuestro argumentario, ya que lo tienen a su disposición en nuestros comentarios anteriores. Pero sólo vamos a repetir una pregunta: sí la Vuelta Ciclista a España abandonó las carreteras de la CAPV por el miedo a acciones violentas o terroristas (injustificables), ¿Cuál es la razón para que no abandonara las de la Comunidad Foral de Navarra? Cuando acciones de ese tipo también se dieron allí.

Si quieren tener algunas respuestas a esa pregunta, les recomendamos, encarecidamente, leer el artículo que, sobre este asunto, escribió FMK en Podium Cafe y que pueden encontrar aquí con su traducción automática. Como hemos contado en ocasiones anteriores, es muy esclarecedor.

Lamentamos que, nuestro muy admirado y querido New York Times, haya publicado un artículo en el que se cae, sin voluntad de profundización alguna, en los tópicos que explican con banalidades, una decisión que parece que tiene razones mucho más profundas, y oscuras, que las que nos quieren hacer creer. Entendemos, además, perfectamente lo que Miguel Madariga comenta al New York Times, sobre la sensación de rabia que produjo entre muchos vascos las acciones de sabotaje, pero creemos, que él sabe que la prohibición por parte de la Federación Española de Ciclismo, de que la vuelta pasase por Bizkaia, Araba o Gipuzkoa, tenia muchas más razones (y con más peso) que la de los altercados y habría sido bueno que las hubiera comentado. No podemos permitir que la excusa, se convierta en la razón oficial y reconocida para una decisión que tuvo motivos económicos, y políticos muy claros.

Luego, claro está,nos encontramos con la insinuación de que el nuevo talante del ejecutivo de la CAPV ha permitido ese regreso. Después de todo ha sido bajo  el primer gobierno de un partido bajo disciplina española (tras 30 años de gobiernos nacionalistas)  cuando la Vuelta regresa. No se habla, claro está, del dinero de los ciudadanos de la CAPV que,  a cambio de ese retorno, va a ir a parar a las arcas de la empresa privada que organiza la Vuelta. Sin comentar la dejación de sus funciones que realiza la Consejería de Interior del Gobierno Vasco, al aceptar que sea la Guardia Civil la que regule el tráfico en las carreteras vascas durante las dos etapas que ésta va a rodar por la CAPV. Algo inadmisible, si tenemos en cuenta que la Ertzaintza tiene competencias exclusivas en ese campo.

Como pueden ver en las declaraciones que recoge la web Velonation, el actual director de la Vuelta Ciclista a España, no se refiere en ningún momento al pago que ha hecho el Gobierno Vasco a cambio del paso de esas dos etapas por la CAPV. Ya se sabe, hablar de dinero no es cosa de caballeros. Pero, eso sí, valora muy positivamente el talante del ejecutivo socialista de la CAPV (nos imaginamos que al menos tanto como ha valorado el cheque del patrocinio)

Es decir, toda una serie de medio verdades, maquillajes y concesiones. Alguien sabrá cuáles son las reales de que durante 33 no volviera y para que ahora vuelva.Nosotros, sólo damos otras perspectivas diferentes a las oficiales.

New York Times – 8/8/2011  – USA

Spanish Tour to Return to Basque Region

Cartel de la ultima Vuelta que pasó por la CAPV antes de que el Gobierno Vasco pagara por que pasase la de 2011
Cartel de la ultima Vuelta que pasó por la CAPV antes de que el Gobierno Vasco pagara por que pasase la de 2011

The last time he had the chance to see La Vuelta a España pass through his home in the Spanish Basque country, Miguel Madariaga was a passionate young fan waiting fervently on the roadside. But before the race could pass, he chose to turn and look away. “When I saw what was happening, I couldn’t watch and I didn’t want to try to watch. I just got up and left,” said Madariaga, 66, president of the Basque cycling foundation Fundación Euskadi, and formerly the general manager of its professional team, Euskaltel-Euskadi. “Cycling is a part of me deep down inside, and what happened there was painful. It was really, really painful.”

(sigue)
Traductor de Google. New York Times no admite el sistema automático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor

—————————

Velonation -13/8/2011 – USA

Race director Javier Guillén talks about the Vuelta a España

Javier Guillén is heading into his third year as the race director of the Vuelta a España, the third and final Grand Tour of the season. It starts on August 20 in Benidorm, in south eastern Spain and ends three weeks later in the country’s capital, Madrid. The riders will return to the Basque Country after a long absence and tackle the Anglirù once again. Guillén explains the modified start time and gives his thoughts on the field he has attracted.

anuncio-productos-basque-728x85-2