Revisar el facebook del historiados vasco-argentino  Mikel Ezkerro, es como abrir el baul del tesoro. Siempre encuentras una joya. Hoy nos hemos encontrado la referencia a una obra  que el grupo de teatro de la Asociación Urrundik va apresentar en el Centro Juan L. Ortiz de Paraná (Argentina), y que cuenta la historia de la emigración vasca a Argentina en el siglo XIX y en la primera mitad del XX.

El diario, periódico de esta ciudad, presenta un amplio reportaje sobre esta representación, en la que nos cuenta tanto las características de la obra, como los avatares que llevaron a muchos miles de vascos a emigrar ese pais a lo largo de esos dos siglos. Sólo nos ha llamado la atención uno de los comentarios que se incluyen en este artículo. O mejor dicho, nos ha llamado la atención la falta de alguna concrección en dicho comentario. Y es que en el artículo se afirma que :

El siglo XIX trajo consigo una serie de leyes y crisis económicas que afectaron sensiblemente la vida de los pobladores del país vasco. Cambio en los regímenes de propiedad y arrendamiento, o la obligatoriedad de prestar el servicio militar durante tres años a los hijos de vascos tanto en España como en Francia obligaron a gran parte de ese pueblo a buscar otras alternativas de vida

Para nosotros, desde nuestro punto de vista, se trata de una afirmación extraordinariamente suave. A  principios del siglo XIX, el País Vasco francés sufre (y decimos sufre con toda intención) las consecuencias de la aplicación de las directrices políticas, territoriales, culturales y educativas de la República francesa. Eentre las que se incluyen,  la eliminación de sus órganos de gobierno, o la prectica persecución del Euskera al prohibirle su presencia en el sistema educativo y la administración. Eso hace que sean muchos los vascos que viven al norte de los Pirineos que tienen que optar por emigrar dado el empobrecimiento que ocasiona este cambio político a la mayor parte de la población, aparte de la persecución a la que se somente a todos aquellos que no coinciden con la visión jacobina del Estado que se impone en todo el territorio de Francia.

Algo similar, aunque en un proceso más largo, que se inicia en 1833 y acaba en 1876, se da en el territorio peninsular del País Vasco. Las sucesivas Guerras carlistas traen como consecuencia, para los vascos peninsulares, la perdida progresiva de sus formas propias de gobierno; la eliminación de los comunales municipales; la persecución del euskera;  la imposición de la exportación masiva de mineral de hierro (prohibida por las leyes vascas que fueron abolidas); y un conjunto de cambios políticos, económicos y sociales que llevaron a estos territorios vascos a una situación de crisis social y económica sin parangón en su historia.

Las crisis de los territorios vascos, generadas por la usurpación de su soberanía y sus formas de gobierno, coinciden, en el tiempo, con la llegada masiva de vascos a Argentina. No se trata de un simple cambio de leyes, se trata de la eliminación de sus gobiernos y del expolio de sus riquezas a manos de una burguesía que apoyó ese proceso de destrucción de los sistemas de gobierno de los vascos, a cambió de hacerse con el control económico del país.

El Diario –  28/6/2011 -Argentina

La historia de la inmigración vasca en una obra de teatro


La Argentina fue el país que recibió la mayor cantidad de inmigrantes vascos, en el mundo. Como en la mayoría de los colectivos nacionales que han debido dejar su terruño natal para buscar nuevos horizontes, las causas económicas han sido los principales motivos para que los vascos se hayan lanzado a buscar otros territorios donde vivir. La huella vasca es la obra de teatro que se presentará el viernes en el Centro Cultural Juan L. Ortiz, a partir de las 21, a cargo del elenco de la asociación Urrundik que reúne a descendientes de esa colectividad, en nuestra ciudad, y narra, precisamente, todas las peripecias y contratiempos que debieron sortear quienes llegaron desde ese país hasta nuestra tierra.

(sigue)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2