Tanta información sobre las elecciones Municipales y Forales, está consiguiendo que se nos acumule el trabajo. Teníamos un poco abandonado a nuestro senderista USA por tierras vascas Sean Mclachlan. Así que vamos a recuperar el tiempo perdido sobre este interesante tema y vamos a concentrar en esta nuestra tercera entrega, lo que en el blog de viajes de AOL,  GADLING, se corresponde con el tercer y cuarto capítulo.

Despues de visitar Orduña y el Nacimiento del Nervión, tan y como contabamos en nuestra última información, nuestro senderista se ha adentrado por las tierras de la frontera sur del País de los Vascos.

Primero caminando por los caminos que, en muchos casos cruzan una y otra vez la frontera entre Araba y Burgos. En su entrada Salt, wine, and wealth in Spain’s Basque region, baja el puerto de Orduña para visitar Salinas de Añana y Fontecha, en esa zona de frontera tortuosa en que la misma carretera pasa de forma consecutiva por pueblos burgaleses y aleveses.

A la noche ya se encuentra en la zona de la Rioja Alavesa, en Laguardia, desde donde empezará el siguiente capítulo de su caminar por las tierras de los vascones.

Muchas cosas interesantes las que nos cuenta nuestro amigo en el camino. Es cierto que muchas de ellas nosotros las llenaríamos de apostillas y puntualizaciones. Pero existe una voluntad clara de entender las cosas tal y como son, más allá de la tradicional visión turistica. Asi que en cualquier caso son interesantes y muy validas.  No se las pierdan.

GADLING – 23/5/2011 – USA

Salt, wine, and wealth in Spain’s Basque region


In the modern world we don’t give much thought to salt. We casually pick some up in the supermarket or tear open a packet at a café, but in the past salt was a vital and sought-after commodity. Everyone needed it for preserving food and as a source for iodine. Nobody could live without it and those who controlled its supply became rich and powerful.

(sigue)

————————

GADLING – 25/5/2011 – USA

Climbing a Basque mountain


‘ve been hiking in Spain’s Basque region for three days now, and now I’m facing the most challenging hike of my trip.
I and a few volunteers from my group are going up and over the Sierra de Toloño in La Rioja, Spain’s most renowned wine-producing region. At nine miles it’s not as long as my daily hikes along the Hadrian’s Wall Path or the East Highland Way, but the 1,100-ft. elevation gain followed by a 2,100-ft. descent should be a pretty good workout.

(sigue)
anuncio-productos-basque-728x85-2