La ONG Reporteros sin Fronteras (RsF) acaba de publicar su informe anual sobre el estado de la libertad de prensa en el mundo. No hemos podido menos que quedarnos boquiabiertos y descolocados. En este informe anual 2011 centran toda su reflexión sobre los problemas de los periodistas en el Reino de España, en las amenazas de ETA a los profesionales de la información.

Nadie duda de que ETA es un depredador de la libertad de expresión (usando el mismo término que usa RsF). Lo que nos parece inconcebible es que empiecen la información referente al Reino de España con la frase: Press freedom is guaranteed in Spain.

¿Garantizada de qué? ¿Los profesionales de la información que han escrito estos informes a lo largo de 10 años, no se han acordado de lo sucedido con el diario Egin, con Egin Irratia o con Egunkaria? No vamos a hablar de las limitaciones al ejercicio de sus derechos políticos que tiene una parte significativa de la población vasca, porque eso es de otro negociado (aunque sí se refieren a asuntos que podrían ser considerados similares cuando hablan de otros Estados). Así que dejemos esa parte de la situación de las Libertades en el Reino de España y vayamos a la especialidad de RsF.

En julio de 1998 se cierran dos medios de comunicación, Egin y Egin Irratia. Se trataba de un cierre cautelar, que se ha convertido en definitivo. En febrero de 2003 se cerraba Egunkaria. Los periodistas detenidos han denunciado malos tratos y torturas, han sido mantenidos en prisión provisional durante largos periodos de tiempo y, en el caso de Egunkaria, han sido absueltos. Por cierto, una sentencia absolutoria anunciada un mes antes de la presentacion de este informe 2011 de RsF. Ni en la sentencia a los directivos de Egin ni, evidentemente, en la sentencia absolutoria a los acusados del caso Egunkaria, se condena a los diarios, entre otras cosas porque se juzgan a las personas no a los periódicos. Pero en ambos casos los diarios, han sufrido condena a muerte, ejecutada sin juicio y de forma sumaria. Una condena a muerte que ha privado a los trabajadores de su empleo, a los periodistas de su soporte para informar y a los lectores de poder comprar el diario que considerasen adecuado.

De todo esto Reporteros sin Fronteras no se acuerda en su informe, a pesar de la enorme cercanía de la sentencia absolutoria del caso Egunkaria, y afirma, sin ruborizarse, que la Press freedom is guaranteed in Spain. Que este asunto era un tema menor para los redactores del informe, es una evidencia que se manifiesta con una claridad meridiana en la redacción de los comunicados de protesta por el cierre de Egunkaria desde 2003 hasta hoy.

Si analizamos los comunicados especificos que sobre el cierre de Egunkaria ha realizado RsF nos encontramos con el primero, que marca la línea que va a mantener esta ONG

Comunicado de RsF del 20 de febrero de 2003 (dia del cierre de Egunkaria y de la detención 1o periodistas y colaboradores del periódico)

“La necesaria y legítima lucha contra el terrorismo debe respetar el principio de la libertad de prensa, fundamental en cualquier democracia”, manifestó Robert Ménard, secretario general de Reporteros Sin Fronteras, en un correo dirigido al Ministro de Justicia español, José María Michavila. “Nos preguntamos acerca de la oportunidad de cerrar periódicos cuando todavía no se ha pronunciado la justicia sobre las acusaciones formuladas contra los periodistas de Egunkaria. Le pedimos que tenga la amabilidad de darnos explicaciones sobre esta decisión, que nos parece prematura, en relación con la falta de informaciones precisas sobre los hechos de que se acusa a la dirección del periódico”.

¿Eso es todo lo que tiene que decir esta ONG ante el cierre de un medio de comunicación? Simplemente, no es de recibo. Evidentemente si un trabajador, directivo o propietario de un medio de comunicación delinque, debe ser condenado. Pero el medio de comunicación no puede ser cerrado, son realidades situadas en planos diferentes y una acuación contra el medio, debería haber encendido todas las alarmas de esta ONG. Sobre todo, teniendo en consideración que la medida se tomaba, por segunda vez en un lustro y en un estado miembro de la UE.

Pero es que, además, en el mismo comunicado afirman, como si fuera algo normal, logico y en todo caso compremsible o asumible:

Reporteros Sin Fronteras recuerda que, en julio de 1998, se cerraron provisionalmente el diario separatista vasco Egin y la radio Egin-Irratia, por orden del juez de instrucción Baltasar Garzón, en el marco de una operación contra las redes de financiación de ETA.

Recuerdan. Ni repudian, ni condenan,  Simplemente recuerdan que, en 1998, se cerró el diario SEPARATISTA vasco Egin. ¿Son periodistas los que escriben esto? Este adjetivo, ¿Que información relevante aporta? Se preocupan de utilizar un adjetivo como separatista, pero se olvidan de acabar el parrafo aportando una información clave: el diario cerrado provisionalmente el 1998, seguía cerrado en 2003, y  debido a dicha decisión judicial, y a la demora de la instituciones  del Reino de España de resolver este asunto, este cierre se había convertido en definitivo.

Si nos centramos en el informe anual 2003, lo podemos ver mas claro. 5 líneas escasas dedicadas al cierre de un diario en un pais de la UE.

En España, la lucha contra la organización terrorista vasca ETA araña la libertad de prensa. “Medida preventiva”, presentada como provisional, el cierre del periódico en lengua vasca Euskaldunon Egunkaria, en realidad duró casi todo el año.

Araña la libertad de prensa ¿Araña? ¿Cerrar un diario es un arañazo a la libertad de prensa?. Nosotros pensamos que, siguiendo los símiles felinos, es más bien un zapazo que se ha llevado, al menos, un brazo del cuerpo de las libertades. Pero es que, además, dice que el cierre del periodico duro casi todo el año. ¡¡¡¡Ahhh!!!! es decir (pensarán los le que lean esto y no conozcan el caso de cerca)  a finales de 2003 el periódico se editaba de nuevo. ¡NO! el periódico no se publicó nunca más. Porque, al igual que el caso Egin, ese cierre provisional,  se convirtió, por razones empresariales y operativas (junto a lo que podría ser considerado como el escaso interés mostrado por los administradores judiciales en la conservación de los bienes que les fueron confiados), en definitivo.

No consideramos que RsF haya realizado la labor que, en buena lógica le correspondería. Es más, pensamos que, su tibia actitud de cuasi comprension, o de falta de una actitud de oposición y denuncia internacional firme, permitió a las instituciones responsables de estos graves ataques a la libertad de prensa, actuar con una mayor sensación de impunidad.

Un ultimo detalle, en los 10 años de informes que se pueden consultar en la web de esta ONG, sólo se alude al cierre de Egunkaria en en correspondiente a 2003. Si alguien analiza todos los comunicados de esta ONG sobre el caso Egunkaria podría decirnos que estamos siendo demasiado críticos con su actitud. Puede ser, pero es que  pensamos que su actitud ha sido demasiado acomodaticia, por decirlo de alguna manera. No es de recibo, así lo pensamos nosotros, que desde 2003 hasta hoy no se haya vuelto a hablar en su informe anual del caso Egunkaria. Sobre todo teniendo en cuenta que cuando habló de su cierre provisional, el parrafo finalizaba, como hemos comentado, dando a entender que el cierre provisional habia acabado.

No queremos terminar este asunto sin recordar el artículo de un periodista tan poco sospechoso de separatismo, como Luis María Ansón (ex director de ABC y La Razón) :

“O se está con la libertad de expresión o se está contra la libertad de expresión. Si se está con la libertad de expresión hay que hacerlo con todas sus consecuencias. El periodista no es un ciudadano impune. Si delinque debe pagar su culpa, dentro del ordenamiento jurídico de la democracia pluralista. Pero los periódicos impresos, hablados o audiovisuales no delinquen. Cerrarlos es una atrocidad que fractura la libertad de expresión en su misma raíz. Un juez puede procesar a cuantos periodistas o gestores de un medio entiende que están cometiendo delitos. No puede arremeter contra el propio medio”

Como ejemplo de cómo se proyecta todo esto en los medios de comunicacion de todo el mundo, les dejamos la referencia de una información aparecida en Brasil.

Portal Imprensa (UOL) – 4/5/2011  Brasil

RFS divulga lista dos 38 “predadores” da imprensa

O relatório anual do grupo foi divulgado por ocasião do Dia da Liberdade de Imprensa – terça-feira (3/5) -, e aponta o crime organizado como uma das maiores ameaças aos jornalistas. Entre os países de maior risco à atividade jornalística estão a Itália e o México. Especificamente na Europa, destaque para o primeiro-ministro da Rússia, Vladimir Putin, e o grupo terrorista basco ETA, que atua contra o governo da Espanha.

(sigue)

anuncio-productos-basque-728x85-2