Hemos seguido con desconcierto y un significativo nivel de enfado, las opiniones que, estos dias, han vertido ciertos grupos politicos y sociales,  en relación con algunas de las respuestas dadas por los jóvenes de la Comunidad Autónoma Vasca a las cuestiones planteadas por el Observatorio Vasco de la Juventud para realizar su informe Retratos de Juventud 14: Cultura democrática. Pero como no habíamos encontrado referencias a este tema en medio internacional alguno, nuestras opiniones sobre este triste asunto se habían quedado en el ámbito de lo privado. La aparición de una noticia en el diario portugués Público, nos permite ahora dar esa opinión.

El diario luso se ha dedicado a asumir como verdades indiscutibles, las opiniones y valoraciones lanzadas por un grupo de ciudadanos que, tanto por razones de implicación personal como de posicionamiento ideológico, no pueden tomadas ni más, ni menos, que como eso, como opiniones.

El meollo del asunto está en el hecho de que un 51% de los jóvenes encuestados declaran que no les gustaria tener como vecino a un amenzado por ETA. Lo cuál, si nos perdonan, es totalmente normal. Pero no por la lectura que algunos quieren transmitir, da falta de compromiso de la juventud vasca con las victimas, sino por la simple y llana razón de que esto se ve como un peligro potencial. Si un vecino está amenazado por ETA, existe el riesgo, por muy pequeño que sea, de que te veas envuelto en un acto violento y eso, nos parezca bien o no, no le gusta a la gente.

La evidencia de quedicha afirmación no se basa en razones de discriminacion, o de preminencia de “intereses políticos” sobre los “derechos de las personas”, es que apenas un 28% de los encuentados preferirían no tener como vecinos a militares, del Ejercito español se supone, mientras que el 55% de estos jovenes no quisieran vivir junto a miembros de ETA. Si lo que denuncia el diario, haciendose eco de las opiniones expresadas por los miembros de  la Federación de Víctimas del Terrorismo, fuera verdad, ese porcentaje seria inverso. Es decir sólo a un 28% de los encuentados les preocuparía vivir junto a miembros de ETA y al 55% no les gustaría vivir junto a militares españoles.

Pero es que lo opinión vertida por los jovenes en otra de la tandas de cuestiones acaba de esclarecer el panorama, como por ejemplo:

  • Las victimas  de cualquier acción terrorista  merecen nuestro apoyo. Un 71% de jovenes favorables a dicha afirmación y sólo un 5% contrario a la misma.
  • Las acciones de ETA son buenas para Euskadi. Un 65% contrarios a la afirmación y un 5% favorables.

Los jovenes vascos, tienen una clara y meridiana idea de lo que está bien y está mal. Cierto que sufren de uno de los problemas típicos de todos los jóvenes europeos, es decir el de la falta de compromiso con las cuestiones políticas. Pero muestran una clara oposición al uso de la violencia como instrumento político; se ponen del lado de todas las víctimas; y en sus valores y comportamientos sociales, demuestran ser una juventud con mucha cabeza.

Lo que no parece que sea algo que les guste mucho a ciertos grupos políticos y sociales que prefieren distorsionar los datos, para hacer creer que la sociedad vasca está enferma y que necesita de las curas que ellos propugnan.

Pero, por otra parte, el diario portugués Público se ha convertido, inexplicablemente, en una mera correa de transmisión de esas opiniones partidarias, cuando los datos estaban a su disposición y eran evidentes. El periodista que fima esta información, Nuño Ribeiro, tal vez debiera pensar más por si mismo y ejercer como un profesional,  además de escuchar más voces que la que, en exclusiva, ha recogido en su artículo.

Por cierto, por si quedaba alguna duda sobre esta manipulación de la opinión de los jovenes vascos, vean esta tabla, incuida en la página 69 del informa del Observatorio Vasco de la Juventud. En ella se ve que los simpatizandes de PSOE y UPyD son los más contrarios a vivir junto a amenzados por ETA, mientras que los más cercanos al Nacionalismo vasco, son los que menos se preocupan por ello. Muy esclarecedor ¿no creen?

(Si hacen click sobre la tabla la veran en mayor tamaño)

Publico – 3/3/2011 – Portugal

Mais de metade dos jovens bascos não querem ter uma vítima da ETA como vizinho


Mais de metade dos jovens bascos – 51 por cento – não querem ter como vizinho uma vítima da ETA, segundo um recente estudo do Gabinete de Prospecção Sociológica do Governo de Euskadi. Em Retratos da juventude e cultura democrática“, um trabalho encomendado pelo Observatório da Juventude do País Basco, aparecem opiniões e atitudes de jovens, entre os 15 e os 29 anos, que inquietam os especialistas e alarmam as associações de vítimas. Dos 1326 inquiridos, um terço preferiu o silêncio a dar a sua opinião. (sigue)

Traducción automática de Google

anuncio-productos-basque-728x85-2