El periodista de The Guardian Simon Jenkins, firma un largo artículo en el que critica duramente la política seguida por el Primer ministro David Cameron y su colación en torno a la Ley Scottish devolution por la que el Parlamento escocés recupera atribuciones que le fueron sustraidas a lo largo de la historia. El texto está centrado en uno de los asuntos claves de cualquier sistema de autogobierno, el de la legislación y gestión de los impuestos. Un artículo que ha creado un amplio debate, como lo demuestran los 151 comentarios de lectores, que siguen dicho artículo.

La conclusión es simple para el articulista, David Cámeron ha sido incapaz de buscar una solución a la “vasca”, que habría solucionado muchos problemas, por la simple y sencilla razón de que él, su partido y sus aliados en el gobierno, no son capaces de ceder poder, de ceder poder desde el gobierno central a los gobiernos de las nacionalidades que componen el Reino Unido de la Gran Bretaña. Por cierto, no es la primera vez en la historia que desde Gran Bretaña mira a la forma de gobernarse de los vascos, pero eso es otra historia.

The Guardian – 23/11/2010 – Reino Unido

Scotland’s lesson: the Tories cannot give up central control

Sede del Parlamento Escocés

Who should rule Scotland? On 30 November, St Andrew’s Day, the government will publish a disappointing bill on Scottish devolution. It will follow an equally disappointing one on English devolution. For all its fine pre-election words on “big societies”, small governments and re-empowered communities, David Cameron’s coalition still has to show what it means in practice (sigue)

Traducción automática de Google

anuncio-productos-basque-728x85-2