Esta ahí, de forma perenne. No hay forma de sacárnosla de encima. Aparece y nos señala como el “modelo a no seguir”. Si alguién, como en este caso, quiere resaltar un proceso de relación entre dos comunidades que han sido capaces de solucionar (mas o menos) sus problemas y diferencias sin el uso de la violencia, la comparación aparece de forma automática….no somos igual que el País Vasco. De esa forma nos convertimos, sin remedio, en el triste referente de lo que no se debe ser.

Hoy nos encontramos con la entrevista al escritor flamenco Geert van Istendael en el periódico suizo Basler Zeitung (un diario con una tirada de casi 100.000 ejemplares). Ahi habla de las dos comunidades existentes en Belgica y de cómo se ha conseguido una convivencia pacífica entre diferentes “comunidades étnicas”, de forma muy diferente de los casos vasco o irlandes. Seguramente se trata de un experto en el “problema belga”, pero sus conocimientos del “problema vasco” (y seguramente del “problema irlandes”) deja mucho que desear. Es triste ver cómo dibuja con líneas tan finas y definidas los asuntos belgas, y usa un trazo tan grueso para la comparación con Irlanda o País Vasco.

Basler Zeitung – 25/1022010 – Suiza

«Eine Spaltung des Landes können wir uns nicht leisten»

El escritor Geert van Istendael

Laut Schriftsteller Geert van Istendael sind Flamen und frankofone Belgier dazu verdammt, zusammen in einem Staat zu leben. Eine Entwicklung wie in der Tschechoslowakei hält er für undenkbar.(sigue)

Traducción automática de Google

anuncio-productos-basque-728x85-2