No sabemos quénes, no sabemos de dónde. Por no saber, no sabemos ni cómo quedaron clasificados. Sólo sabemos lo siguiente.

Calw es una población agricola en la Selva Negra, a unos 30 km al oeste de Stuttgart. Como en otros muchos lugares del mundo, el final de la cosecha siempre es momento de fiesta. En su caso, esto está marcado por el final de la siega. Y para celebrarlo, no se les ocurre mejor idea que ver quién hace mejor esa labor (parecen vascos) y para ello hacen un campeonato de “segalaris”. En el que hay, incluso, una competición infantil (qué miedo). El campeonato en cuestión ha tenido este año participantes de Francia, Suiza, Austria, Eslovenia, Alemania y, como dicen en la noticia, del lejano País Vasco.

No parece que los participantes vascos consiguieran ningún primer puesto, pero lo que si parece es que han dejado un buen “sabor de boca” ya que, como no podía ser de otra manera, después del campeonato vino la romeria. Y allí los vascos debimos de brillar con luz propia con sus “tradicionales danzas folckloricas”.

Que pena no tener mas detalles. Esto si que es algo que merece la pena cubrir, y no las andanzas de la “princesa del pueblo”.

Schwarzwälder Bote -22/10/2010 -Alemania

Knirps braucht nur zwölf Sekunden

 

Michael, Ben y Maik Eslinger (de linksl) obtenidos durante un Mähwettbewerb excelentes ubicaciones internacionales en una dura competencia (Foto: Bausch Foto: Schwarzwälder-Bote)

Calw. Auf dem Göckelhof im schwäbischen Murrhardt sind mehrere Sprachen zu hören. Zur letzten großen Mähveranstasltung der Saison waren nämlich Sensenmäher aus Frankreich, der Schweiz,Österreich, Slowenien, Deutschland und sogar aus dem fernen Baskenland angereist. (sigue)

Traducción automática de Google

anuncio-productos-basque-728x85-2